HABLANDO CON EL DR. BRUNO PAIVA DE LA ENFERMEDAD MÍNIMA RESIDUAL (EMR) EN EL MIELOMA MÚLTIPLE.

Dr.Bruno Paiva.

Dr.Bruno Paiva.

Pamplona 4 de junio de 2015

Tercera entrevista de “hablandomielomamúltiple” sobre un tema actual y de gran interés para todos nosotros.

Teresa: Me encuentro en Pamplona en el laboratorio del Dr. Bruno Paiva para hablar de la enfermedad mínima residual (EMR). El Dr. Bruno Paiva es Director de la Unidad de Citometría de Flujo y Co-Director Científico de CIMA LAB Diagnostics, la red de laboratorios de diagnóstico hemato-oncológico de la Universidad de Navarra.

Especializado en la comprensión de la heterogeneidad y complejidad biológica de la GMSI, mieloma asintomático, mieloma múltiple activo y en su  evolución. Participa tanto en la detención como en la clasificación del mieloma y ha escrito numerosos artículos sobre el tema. También ha sido investigador principal en los ensayos clínicos que utilizan inmunoterapias, incluyendo anti-CD38 SAR650984 anticuerpo monoclonal. Ha recibido diversos premios.

En esta tercera entrevista he propuesto nuevamente a un investigador hablar sobre el mieloma y el Dr.Paiva ha tenido la amabilidad de recibirme en su despacho del laboratorio donde realiza su trabajo en Pamplona para hablar de un tema en el que es un gran especialista: la enfermedad mínima residual.

Tenemos esta charla pocos días antes del congreso de la EHA (European Hematology Association) en donde hablará larga y extensamente y “con entusiasmo”, según sus propios colegas, de todo esto.

Teresa: La enfermedad mínima residual, como definición, son las células residuales que quedan después de un tratamiento de quimioterapia (oncológico).

He notado que de un tiempo a esta parte se habla cada vez más de la EMR y además leí hace muy poco en un par de sitios la importancia de la enfermedad mínima residual también en el diagnóstico.

Dr.Paiva: Como bien has dicho, son aquellas pocas células malignas que persisten tras tratamiento, incluso en los pacientes que se encuentran en remisión completa (RC) por criterios convencionales. Es decir, el empleo de técnicas de alta sensibilidad (superior a las de rutina) permite detectar dicha EMR en algunos pacientes en RC.

Teresa: De acuerdo y esto a vosotros os ayuda ¿para el pronostico?, ¿para el tratamiento…?.

Dr. Paiva: Hemos visto que en el  mieloma múltiple es importante evaluar la respuesta tras tratamiento con la mejor sensibilidad posible dado que los pacientes que alcanzan respuestas de mayor profundidad tienen un pronóstico más favorable. En este sentido, hoy día la EMR es un marcador pronóstico (quizás de los más importantes) pero no un marcador de cara a orientar el tratamiento. Esta última posibilidad la estamos explorando en ensayos clínicos, y solo tras la obtención de esos resultados sabremos si la EMR puede ayudar a optimizar el tratamiento de los enfermos con MM. Lo que si hemos visto (así como otros grupos cooperativos) es que el valor pronóstico de los estudios de EMR parece ser universal en MM: pacientes de riesgo intermedio o de alto riesgo genético, menores de 65 años candidatos a trasplante autólogo o pacientes mayores no candidatos, y en definitiva incluso también en los pacientes en RC según criterios convencionales. En todos estos grupos de pacientes hemos visto que la detección o no de EMR aporta información adicional e identifica dos subgrupos con pronóstico distinto:

1º subgrupo: aquellos donde, desafortunadamente, persisten las células mielomatosas, se detecta EMR, y que tiene un tiempo hasta la progresión y una supervivencia global inferiores

2º subgrupo: aquellos donde no se detecta EMR y experimentan una supervivencia incrementada.

Teresa: Entonces en remisión completa (RC) también analizáis la EMR en médula ósea.

Dr. Paiva: Si. Hoy día los estudios de EMR se realizan en aspirados de médula ósea y por ello, desde un punto de vista clínico (excluyendo estudios de investigación que son tremendamente importantes) estarían más indicados en pacientes en RC; es decir, aquellos pacientes que tienen menos de 5% de células plasmáticas en médula ósea por microscopía convencional y sin proteína monoclonal en suero y orina. Por tanto, el aspirado de médula ósea es necesario para definir la RC (el análisis en el microscopio), y se trata de utilizar parte de esa muestra para los estudios de EMR. Hoy día somos capaces de detectar EMR en un 40-50% de los pacientes en RC, y esa detección de EMR se traduce en un pronóstico distinto. Somos capaces de detectar EMR porque las técnicas que usamos son más sensibles que la inmunofijación o que el microscopio. La sangre periférica todavía no es una alternativa.

Teresa: Y¿eso lo estáis haciendo?, se lo hacéis a todos los pacientes que estén en RC, no se lo hacéis, o estáis empezando a hacerlo.

Dr. Paiva: Creo que en España, bien sea a través de la participación en ensayos clínicos o dentro del Sistema Nacional de Salud, la gran mayoría de los pacientes con MM pueden tener acceso a los estudios de EMR. Esto ha sido un proceso continuo a lo largo del tiempo. Hace veinte años las tasas de RC en esta enfermedad eran más bien escasas, mientras que afortunadamente hoy día han aumentado a un 30-50% por lo que antes no tenía sentido monitorizar EMR porque se podían detectar signos de la enfermedad por técnicas convencionales. A partir del momento en que las tasas y la calidad de la RC han aumentado, pasa a tener sentido usar técnicas de mayor sensibilidad para evaluar la eficacia de los tratamientos actuales y definir con más precisión cómo responde el paciente. Conviene recordar que la respuesta al tratamiento representa la suma de todos los parámetros relacionados con el perfil clínico y biológico del paciente, su capacidad de tolerar el esquema terapéutico propuesto, así como la quimiosensibilidad o quimioresistencia de las células tumorales.

Teresa: No es solamente la EMR, ¿hay otros marcadores?

Dr.Paiva: Por supuesto, existen bastantes marcadores (p.ej.: séricos y citogenéticos) que al diagnóstico tienen un elevado valor pronóstico; no obstante, la profundidad de la respuesta al tratamiento parece tener valor pronóstico independiente a esos marcadores dado que aquellos pacientes con un perfil clínico-biológico más desfavorable también se benefician de alcanzar respuestas tras tratamiento de alta calidad. Por ello, la profundidad de la respuesta es un factor pronóstico muy importante en mieloma; quizás de los más importantes.

También quisiera destacar que en lo que toca a los estudios de EMR el futuro podría ser muy prometedor. Pese a los resultados satisfactorios de los últimos años, hoy día tenemos técnicas aún más sensibles y somos capaces de detectar niveles de EMR muy inferiores a los que éramos capaces de detectar antes. Estamos convencidos que esta evolución tecnológica va a mejorar aún más el valor pronóstico de los estudios de EMR.

Teresa: Entiendo, ¿cuál es el siguiente paso?

Dr.Paiva: Bueno, hemos hablado del valor pronóstico. El siguiente paso será ver hasta qué punto los estudios de EMR no solo tienen valor pronóstico sino que pueden ayudar al médico a orientar u optimizar el tratamiento. Si diera el caso, a partir de ese momento las técnicas de laboratorio capaces de monitorizar EMR pasarían a tener una importancia mucho mayor en el manejo de la enfermedad. Esto implica la disponibilidad universal de técnicas de laboratorio muy seguras, especificas, sensibles, reproducibles, y también a un coste asequible para el sistema sanitario. Afortunadamente, mucho del desarrollo tecnológico necesario para ello se ha consumado en los últimos años, por lo que el próximo paso es generar el conocimiento basado en datos clínicos que nos permita definir con exactitud el papel de la EMR en el manejo del paciente con mieloma. El mejor método para disponer de esa información es mediante ensayos clínicos prospectivos y aleatorizados. En ese sentido, el Grupo Español del Mieloma (GEM) ha sido una vez más pionero, ya que ha puesto en marcha por primera vez un ensayo clínico donde la duración del tratamiento se define mediante la persistencia o ausencia de EMR. Solo una vez demostrado el beneficio o la ausencia de beneficio de la optimización del tratamiento en función de la EMR dentro del contexto de un ensayo clínico, podremos contestar a la pregunta postulada anteriormente: si los estudios de EMR pueden ayudar al médico a tomar una decisión terapéutica.

Teresa: Con los nuevos tratamientos, no ha pasado el tiempo suficiente todavía , no se sabe cuanto tiempo va a durar la enfermedad libre de progresión, hay respuestas que están siendo muy largas ¿no?

Dr. Paiva: Hasta la fecha, y recordando que empleábamos técnicas menos sensibles de las que disponemos ahora, los estudios publicados demuestran que el valor de la EMR ha sido fundamentalmente el de identificar pacientes que desafortunadamente no iban a ser capaces de sostener la respuesta alcanzada y recaían de la enfermedad en menos tiempo. Esperamos que con las técnicas actuales, más sensibles, seamos capaces de identificar no solo esos enfermos si no también aquellos que habiendo negativizado la EMR puedan experimentar una supervivencia libre de progresión muy prolongada en el tiempo.

Teresa: En cuanto a las herramientas que utilizáis, porque esto es un poco subjetivo para nosotros, nos dicen que tenemos o no enfermedad mínima residual, pero cómo es la prueba… recogéis la sangre, la metéis en una maquinita y os dice si aparecen células residuales. ¿Es así?

Dr. Paiva: Mientras vamos hablando voy poniendo algunos ejemplos de como hacemos el análisis de EMR (-aparecen unos gráficos en el ordenador-).

Teresa: Es que es difícil entenderlo para los enfermos que no sabemos nada de esto y muchas veces se nos escapan los conceptos de las pruebas que nos realizan, nuestro deseo es que todo esté bien pero después siempre queremos saber algo más y ahí es donde se nos complica.

Dr. Paiva: En este caso, en el que estamos investigando la presencia de EMR mediante citometría de flujo, la información de cada célula se ha “digitalizado” y cada célula aparece ahora representada como un punto en el ordenador. A continuación vemos grupo de células que tienen mucha expresión de una determinada proteína, mientras que otros grupos de células tiene más expresión de otras proteínas y así vamos conociendo el perfil antigénico de todas las células en una determinada muestra de médula ósea y a través de ello podemos discriminar entre aquellas que tienen un perfil (fenotipo) normales o anormal (patológico). Así, entre muchas otras aplicaciones de la citometría, es como somos capaces de detectar EMR. No obstante, quisiera matizar que aquí estamos viendo (en el ordenador) un ejemplo basado en citometría de flujo, pero que la citometría no es la única técnica capaz de detectar EMR en mieloma (existen otras como la secuenciación masiva del genoma o pruebas de imagen como el PET). Quisiera destacar que el Grupo Español del Mieloma (GEM) ha venido trabajando muy intensamente a lo largo de estos años en optimizar estas técnicas. Probablemente, tenemos en España lo mejor de ambas técnicas (citometría y secuenciación) y ambas son igualmente válidas para el estudio de EMR. Por tanto, la elección entre una y otra va a ser en función de los criterios o la disponibilidad del centro pero garantizando en todo el momento un estudio de alta calidad. Hoy día no todos los centros tienen la capacidad para realizar estudios de EMR de alta calidad (sensibilidad), pero yo diría que afortunadamente existe una red de laboratorios disponibles que tienen la capacidad de cubrir toda el área del territorio nacional.

Teresa: Estas son las herramientas de trabajo, ¿cuales son los nombres de los aparatos?

Dr.Paiva: Para el fenotipo es el citómetro de flujo, para las técnicas moleculares serían los secuenciadores.

Teresa: ¿Están en todos los laboratorios?.

Dr.Paiva: La citometría de flujo es la que está más disponible, y la mayoría de hospitales cuenta con uno o más aparatos. Sin embargo, también es cierto – y sobre todo hoy día cuando los tratamientos son tan eficaces y los pacientes alcanzan respuestas de muy buena calidad – que no es suficiente con hacer cualquier citometría, es fundamental hacer estudios más elaborados de elevada sensibilidad caso contrario corre el riesgo de no ser informativo o dar un resultado erróneo.

Teresa: Dependerá un poco de la evolución de la técnica y de los medios de cada hospital ¿no?,

Dr. Paiva: La evolución, fruto del afán de la investigación, es un denominador común de nuestros tiempos. Pero también somos conscientes que tenemos que llegar a un compromiso. Pese a que cada uno tenga su propio protocolo y experiencia (y cada uno de nosotros cree que tiene el mejor), se trata de que todos hagamos las cosas igual de bien y por ello hay que llegar a un equilibrio entre alta sensibilidad, pero que sea posible  ser alcanzada no solo en un centro o laboratorio sino en varios. Es fundamental que entre todos adoptemos los mismos protocolos y entre todos demos resultados reproducibles entre distintos hospitales, sobre todo si la EMR pasa a tener un papel distinto que el de solo como marcador pronóstico.

Teresa: Lo entiendo, “bien e igual para todos”.

Dr. Paiva: Históricamente siempre ha sido más complicado para la citometría porque es una técnica muy subjetiva que depende mucho del modo como “nuestros ojos” interpretan las imágenes que vemos.

Teresa:¿ La citometría necesita experiencia para evaluar?

Dr. Paiva: Si, pero eso aplica a todas las técnicas. Todos deseamos que la persona responsable por detrás de un resultado sea experta en esa materia. Lo que también deseamos es proporcionar las herramientas informáticas para de alguna manera nivelar distintos grados de “expertise” en los diferentes laboratorios. Para las dos técnicas de las que hablamos a nivel de médula ósea y a nivel celular (citometría y secuenciación), la complejidad de los estudios actuales así como la calidad de las respuestas hacen más difíciles los estudios de EMR (esto es una cosa buena, es señal que cada vez se detectan niveles más bajos de EMR) y por tanto es necesario un proceso de formación continuada. Luego están las técnicas de imagen para detectar enfermedad en médula ósea y fuera de la médula ósea como el PET. No obstante, creo que para estas técnicas todavía queda un largo recorrido por delante para implementarlas de modo rutinario para los estudios de EMR.

Bien, hemos tocado dos temas, el primero es pronóstico, sensibilidad, profundidad de la respuesta, cuánto más profunda es la respuesta, cuánta más sensibilidad, mejor va a ser nuestra capacidad de predecir el pronóstico del paciente con mieloma; el segundo la importancia de las técnicas, estandarizar las técnicas, emplear técnicas optimizadas. Esto es vital, fundamental, así como hacer estudios prospectivos en ensayos clínicos para entender, en los próximos años, como puede la enfermedad mínima optimizar el tratamiento del paciente con mieloma. El tercer punto, ya más a nivel de investigación traslacional, es emplear la EMR como modelo para entender la quimioresistencia; es decir, ya no solo monitorizar, cuantificar, dar el resultado, dar valor pronostico, sino a partir de ahora, y en esto el Grupo Español del Mieloma es una vez más pionero, caracterizar la biología de esa célula de la EMR. Y si somos capaces de entender cuáles fueron los genes, las vías de señalización que han determinado la resistencia de esa célula a ese tratamiento tan especifico, pues quizás ahí tendremos nuevos datos, nuevas luces para entender por qué esa célula es quimioresistente y más importante aun, poder atacarla de otra manera.

Teresa: Bueno me parece muy interesante y ahora lo he entendido bastante bien pero me voy a quedar con preguntas prácticas que estoy segura me van a decir, “¿y donde me puedo hacer esta prueba? ¿se puede hacer? ¿la hacéis?”… .Me estás diciendo que estando en RC se va a hacer y, además va a ser un grupo de estudio importante, un ensayo prospectivo ¿no?.

Dr. Paiva: Tal como decíamos antes el estudio de EMR se aplica fundamentalmente en un estadio de RC. Pero puede suceder que un paciente con muy buena respuesta parcial pueda realizar el estudio de EMR si el médico lo estima oportuno. Además, en mieloma existe una pequeña limitación que viene dado por la proteína tumoral que tiene una semi-vida muy larga y se sigue detectando en suero pese a que ya no hay células tumorales en médula ósea. Pero indudablemente el grupo de pacientes donde más aplicabilidad y más procede el estudio de EMR es en pacientes en remisión completa. Según los criterios del International Myeloma Working Group (IMWG) solo se justifica un análisis de médula ósea para confirmar la RC, entonces lo que se trata es de aprovechar ese aspirado de médula para hacer el estudio de EMR.

En relación a la pregunta dónde se puede hacer el estudio. Quisiera una vez más dar un mensaje positivo: el Grupo Español del Mieloma (GEM) intenta garantizar que el paciente de mieloma incluido en ensayo clínico tenga siempre ese estudio de EMR. Fuera de ensayo clínico la realización del estudio depende de la decisión del médico que trata el paciente, pero también en ese contexto estamos trabajando entre todos (laboratorios e industria farmacéutica) para garantizar la disponibilidad de estudios de EMR a todos os pacientes que no estén dentro de un ensayo. Creo que es importante señalar que en España se ha abierto un protocolo para pacientes que no están en ensayos clínico, donde los distintos hospitales del territorio nacional tienen la posibilidad de proporcionar al paciente el estudio de EMR y enviar la muestra de médula ósea a los laboratorios centrales del Grupo Español del Mieloma (GEM), y ese estudio está subvencionado por una empresa farmacéutica, es un estudio que no supone ningún gasto adicional al hospital, y que se va a realizar de modo idéntico en esos laboratorios de referencia utilizando las técnicas de mayor sensibilidad. Este es algo novedoso y en el que España ha sido un país pionero.

Teresa: Me parece excelente, es interesante que todos tengamos esta información y es bueno que vosotros, como profesionales médicos, nos la transmitáis

Dr. Paiva: Si, creemos que es algo muy positivo.

Teresa: Me ha quedado todo mucho mas claro, por lo menos creo que he pillado el concepto y espero que todos lo entendamos. Ha sido muy agradable mantener esta charla contigo. Entiendo que estamos en mano de la investigación y debemos intentar apoyarla y fomentarla, enviar el mensaje e intentar que sea recibido con empatía por toda la sociedad.

Dr. Paiva: Si. No nos podemos cansar de señalar la importancia de la investigación. Yo creo que éticamente es la obligación de todos investigar, no podemos estar 20 años haciendo una misma cosa sin saber qué resultado está dando esa cosa. Es la obligación de cada uno de nosotros investigar y generar conocimiento que termine beneficiando la sociedad.

Te voy a enseñar los resultados, ya antiguos, de ensayos clínicos anteriores. Utilizábamos entonces técnicas mucho menos sensibles de las que tenemos ahora pero aun así, fijémonos en el valor pronóstico de la EMR en pacientes con riesgo estándar y en pacientes con alto riesgo citogenético. Aquí tienes los pacientes que han alcanzado una EMR negativa y aquí una EMR positiva y, lo que quisiera señalar es que el tiempo hasta la progresión y la Supervivencia Global del paciente con citogenética de alto riesgo que negativiza la EMR son de alguna manera similares al de los pacientes con riesgo estándar. Esto es muy prometedor, y nos estimula e entusiasma a trabajar cada día con más afán para cambiar la historia del mieloma! Por otro lado, lo que también hemos observado es que, dentro de los pacientes que no negativizan la EMR, los que tienen alteraciones de alto riesgo tienen peor pronóstico y eso es lo que queremos entender, ¿porqué esta célula es distinta de esa otra?

Teresa: Bueno Bruno, para mí ha sido muy interesante y esperanzadora esta conversación sobre un tema tan importante. Ha sido un placer conocerte, muy agradable este tiempo hablando sobre el mieloma, esta enfermedad de la que tanto queremos saber como enfermos para poder enfrentarnos a ella con todas las cartas “posibles” sobre la mesa. Muchas gracias por recibirme y espero regresar en otra ocasión para hablar de los avances que habréis logrado hasta entonces. Hasta pronto.

EHA-Viena 2015

EHA-Viena 2015

Por Teresa Regueiro. Comunidad Española Pacientes con Mieloma Múltiple.

https://www.facebook.com/pages/Comunidad-Espa%C3%B1ola-Pacientes-Con-Mieloma-Multiple/744109448979335?ref=hl

Twitter.- @teresaregue @CEPMM

Blog mielomamúltiple.- https://mielomamultiple.wordpress.com/

#FFpaciente #mmsm #mieloma

CEPMM

Hablando con el Dr. Bruno Paiva sobre el mieloma múltiple.

La Dra.Maria Victoria Mateos en ASCO para hablar de los pacientes mayores con mieloma múltiple.

Desafíos  en el  tratamiento en pacientes mayores con mieloma

La American Society of Clinical Oncology, conocida por sus siglas ASCO, se celebra en Chicago todos los años y una vez más la Dra.Mateos vuela a ASCO para debatir las últimas novedades en el tratamiento del mieloma múltiple.

En esta ocasión hablamos  del tratamiento en pacientes mayores que ha cambiado en los últimos años diferenciándose, no tanto por edad como por la situación física de cada paciente, en frágiles y robustos.

No podemos olvidar tampoco que hace tan solo unos  días GEM-PETHEMA (Grupo Español del Mieloma) anunció nuevo estudio clínico,  GEM2017FIT , precisamente para personas  mayores diagnosticadas con mieloma múltiple que incluirá a pacientes de 65 a 80 años y cuyo objetivo será la obtención de tasas de respuestas completas fenotípicas.

Pasamos a señalar las ponencias de los diferentes especialistas en mieloma en la reunión mencionada.

#mmsm #mieloma #comunidadmieloma #myeloma

Dra. Ashley Elizabeth Rosko.

Captura de pantalla 2017-06-03 a las 18.21.00

Dra.Ashley Rosko. Asco 2017.

 

A medida que la población envejece, la incidencia de mieloma múltiple es cada vez mayor. El tratamiento de esta enfermedad en pacientes de edad avanzada presenta retos específicos y requiere ciertas consideraciones. Los expertos discuten estos temas en la Sesión Educativa  “El tratamiento del mieloma en pacientes de edad avanzada”, el 2 de junio en ASCO (Chicago, 2017).

“El mieloma es una enfermedad del adulto mayor”, h dicho la Dra. Ashley Rosko, de la Universidad de Wexner Centro Médico del Estado de Ohio. La edad media al diagnóstico es de 69 años; hay aproximadamente 13.000 adultos estadounidenses mayores de 65 años con mieloma, y ​​se espera que ese número casi se duplicará en los próximos 15 años.

Aunque en los últimos años se han producido mejoras en las tasas de supervivencia de los pacientes con mieloma, este  aumento ha sido  modesto en los adultos mayores. La mortalidad precoz en particular es un problema en la población de edad avanzada; un análisis de los datos de la Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales (SEER) mostró una tasa absoluta  de mortalidad temprana del 26,9% entre los pacientes mayores de 65 años.

Entre las principales decisiones de tratamiento está la conveniencia o no de  someterse a un trasplante de células madre. Esto es particularmente difícil para los pacientes mayores de 65 a 74, que representa la edad más común de diagnóstico; el  trasplante está indicado en los pacientes más jóvenes, y posiblemente contraindicado en pacientes mayores de 74 años de edad, pero la evidencia no es clara en este rango común de las edades. Y, de hecho, aunque la mayor parte de la terapia de mieloma, en general, no está basada en el  trasplante , los adultos mayores son mucho menos propensos que los más jóvenes a someterse a un trasplante, hasta en un 65%.

La determinación de la intensidad del tratamiento, y si se debe realizar un trasplante, implica la consideración de la edad, comorbilidades, aptitud / fragilidad, y otros factores. La  fragilidad “fenotipo”, que se puede determinar usando herramientas de evaluación geriátrica y se utiliza para evaluar la aptitud para el tratamiento, incluye la  lentitud definida por una prueba de  marcha, agotamiento, pérdida de peso de 10 libras o más en 1 año, baja actividad física, y debilidad basada en una prueba de empuñadura. La fragilidad es común entre los pacientes con mieloma, dijo la Dra. Rosko, señalando que sustancialmente los pacientes frágiles tienen una  supervivencia más pobre y otros resultados diferentes  que los pacientes aptos para el trasplante.

“La edad por sí sola no es fiable para determinar la intensidad del tratamiento,” dijo la  Dra. Rosko. “Podemos personalizar la medicina usando evaluaciones de fragilidad de la misma forma en que usamos análisis de sangre.”

La identificación de los candidatos a trasplante

Captura de pantalla 2017-06-03 a las 18.37.49

Dr.Giralt. Asco 2017.

El Dr.Sergio A. Giralt, del Weill Cornell Medical College y el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, habla con más detalle sobre  qué  pacientes de edad avanzada con mieloma son candidatos para el trasplante autólogo de células madre hematopoyéticas.

Los estudios han demostrado que el trasplante puede mejorar los resultados sobre el tratamiento médico de altas dosis en pacientes con mieloma múltiple, pero las edades representadas en los ensayos hace que sus conclusiones sean un  problema. “La mayoría de los grandes ensayos clínicos que han demostrado el beneficio [del trasplante] se han limitado a pacientes menores de 65 años,” dijo el Dr. Giralt.

Ensayos retrospectivos indican que la edad no es necesariamente predictiva de los resultados con el trasplante. El Dr. Giralt mencionó dos estudios que han encontrado que la edad mayor o menor de  60 en un caso, en otro  mayores de 70 años en comparación con menos de 65 no  tiene ningún efecto sobre el resultado después del trasplante autólogo  de células madre hematopoyéticas  en pacientes considerados “adecuados” para el procedimiento.

A pesar de estos hallazgos, y la naturaleza arbitraria de los 65 años de edad de corte,  a la mayoría de los pacientes de edad avanzada ni siquiera se  les ofrece como una opción el trasplante. El Dr. Giralt dice que los pacientes blancos mayores de 65 años sometidos a trasplante son menos del 30% ; para los pacientes negros, la tasa es menor de 15%.

“Es vergonzoso”, dijo. “No porque estas personas no sean aptas; es porque la gente no está siendo informada de la posibilidad de ser aptos para el  trasplante  a pesar de la edad“.

El Dr. Giralt está de  acuerdo con la  Dra. Rosko que una evaluación funcional es importante para determinar la elegibilidad del trasplante. Ciertos factores pueden descartar absolutamente el mismo . Esto incluye la debilidad, mal estado general, las comorbilidades activas, pobre ayuda del cuidador, y por supuesto, la negativa del paciente. Otros factores que podrían considerarse contraindicaciones relativas para el trasplante incluyen la presencia de enfermedad de bajo riesgo con una respuesta importante al tratamiento, enfermedad progresiva, y la edad de más de  85 años.

Concluyó diciendo que la evidencia no sugiere que la edad sea  una contraindicación para el trasplante. En particular, “se debe animar a los pacientes a participar en ensayos clínicos destinados a mejorar la seguridad y eficacia de este procedimiento”, dijo.

Con el objetivo de obtener respuestas completas

Captura de pantalla 2017-06-03 a las 19.12.17.png

Dra.Maria Victoria Mateos. Asco 2017.

“Es importante tener en cuenta  los objetivos de la terapia  al tratar a pacientes mayores con mieloma”, dijo la Dra.María-Victoria Mateos, del Hospital Universitario  de Salamanca, España. Estos objetivos  incluyen prolongación de la supervivencia, lo que retrasa la progresión de la enfermedad, y asegurar una buena calidad de vida. Surge entonces la pregunta de si la calidad de la respuesta al tratamiento es un marcador sustituto para la supervivencia libre de progresión (SLP) y supervivencia global (SG).

La evidencia es un tanto contradictoria sobre este tema, pero en algunos casos una respuesta completa (RC) se asocia con los resultados de supervivencia. Un estudio retrospectivo de 2011  de tres ensayos que incluyeron 1.175 pacientes encontró que la RC  a varios tipos de terapia se correlacionó con la SLP a largo plazo y la SG en pacientes de edad avanzada. En el ensayo VISTA, que comparó melfalán y prednisona (MP) con MP, más bortezomib (VMP), una RC se asoció con el tiempo de progresión, pero no con la supervivencia global (SG).

“Tomados en conjunto”, dijo la Dra. Mateos, “en los pacientes de edad avanzada [que están] recién diagnosticados con mieloma múltiple, una respuesta completa convencional … es un marcador  para predecir la supervivencia libre de progresión (SLP), pero no la supervivencia global (SG).”  Teniendo en cuenta que sugirió que la calidad de la respuesta podría ayudar a predecir mejor esos resultados.

Una forma de mejorar la evaluación es con la  enfermedad  mínima residual  (EMR). Los estudios sugieren que la EMR  evaluada  por citometría de flujo, y más recientemente con secuenciación de próxima generación, se correlaciona con los resultados.

“¿Cómo  incorporamos todo esto en la actividad diaria del tratamiento?”. Preguntó la Dra. Mateos. “¿Tenemos que controlar la  EMR en todos los pacientes de edad avanzada?” Mejor, dijo, en ciertos pacientes con rasgos de alto riesgo  en donde la  profundidad de la respuesta sería muy relevante. “El logro de RC  de alta calidad sostenida y EMR negativa   siempre debería ser equilibrado con el estado de bienestar general  y una toxicidad aceptable”.

Menos es más

Captura de pantalla 2017-06-03 a las 19.25.45

Dra.Angela Dispenzieri.ASCO 2017.

La presidente de la sesión Dra.Angela Dispenzieri, de la Clínica Mayo, habló de cómo en algunos pacientes con mieloma  de edad avanzada menos es más.

“Estamos hablando de personas mayores,  no de la gente joven “, dijo, destacando que toxicidades asociadas con más amplios regímenes de tratamiento pueden disminuir su eficacia.

Ejemplos del concepto  menos es más  son numerosos. Por ejemplo, en el ensayo MM-015 hubo una mejor supervivencia libre de progresión (SLP) cuando se añadió  lenalidomida a MP, pero esto no se tradujo en una mayor supervivencia global (SG). Resultados similares se han observado en los ensayos de inhibidores del proteasoma; por ejemplo, la adición de talidomida al régimen VMP no pudo mejorar ya sea la SLP o la SG  en un ensayo con 260 pacientes. Un meta-análisis de cuatro ensayos mostraron que la combinación más simple, MP, fue el mejor tolerado en  comparación con los regímenes con agentes adicionales.

La Dr. Dispenzieri hizo notar que esto no es del todo coherente y que en algunos casos “más es más.” Aún así, mantener los tratamientos simples a menudo puede ser la mejor opción, y la potencial toxicidad de los tratamientos una vez más pone de relieve la necesidad de evaluaciones de fragilidad en pacientes de edad avanzada. “Se necesitan más ensayos clínicos para optimizar la toma de decisiones en esta población de pacientes complejos”, dijo.

De un artículo de Dave Leviatan.

Por Teresa Regueiro de la Comunidad Española de Pacientes con Mieloma Múltiple.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Alteraciones de alto riesgo en el mieloma múltiple con la Dra.Maria José Calasanz.

MJ Calasanz.png

Dra.Maria José Calasanz

Por Teresa Regueiro.

La Doctora  Maria José Calasanz Abinzano es Catedrática de Bioquímica y Genética y en la actualidad ejerce su profesión como Directora de la Unidad de Diagnóstico Genético Hematológico y Co-Directora Científica de CIMALAB Diagnostics de la Universidad de Navarra.

Con una amplia actividad docente desde el año 1981 en donde ha impartido clases de varias asignaturas relacionadas con su especialidad. Refleja como en 34 años de docencia ha viajado desde la Bioestadistica hasta la Genética en la actualidad.

Desde 1988 hasta la actualidad, su actividad docente e investigadora la ha compaginado con la dirección del Servicio de Análisis Genéticos en la Facultad de Ciencias (25 años: 1988-2015) y actualmente en CIMA (3 años: 2014-actualidad). En este tiempo, ha sido responsable de la creación y gestión del Servicio de diagnóstico genético oncohematológico. Desde el comienzo se han realizado del orden de 65.000 análisis citogenéticos solicitados por más de 35 hospitales del Norte de España. Actualmente, continua dirigiendo el servicio que tiene una plantilla humana versátil y bien formada y es pionero a nivel nacional en la implantación de nuevos procedimientos de diagnóstico genético en cáncer. Dirige cursos de formación continuada, actualización y formación en genética hematológica de personal técnico, médicos residentes y doctorandos.

Su actividad investigadora es amplia y la desarrolla a través del Servicio de Análisis Genéticos de la Universidad de Navarra, en el ámbito de las neoplasias hematológicas, formando parte de equipos de trabajo en la UN (CUN, CIMA, FACULTAD), así como nacionales e internacionales, y redes de investigación cooperativa. Desde aproximadamente el año 1990 ha potenciado la colaboración científica con varios grupos relevantes de investigación, tanto internacionales como nacionales, con los que colabora de manera estable.

En los últimos años, su investigación está más centrada en el ámbito del desarrollo de nuevas plataformas de análisis genéticos (SNPs arrays, ultrasecuenciación: NGS) para el hallazgo de nuevos marcadores genéticos en cáncer.

MJ Calasanzy su equipo.jpg

La Dra. Calasanz y su equipo en el laboratorio CIMALAB Diagnostics en Pamplona.

La Dra.Maria José Calasanz es la “genetista” de la clínica universidad de Navarra. Nos va a hablar de eso que tanto nos preocupa y asusta, del alto riesgo citogenético en el mieloma múltiple, de las alteraciones que estratifican el mieloma y que lo hacen diferente, diferentes subtipos que estamos escuchando cada vez más.

A finales del año pasado sostuve una interesante charla con la Prof. Maria José Calasanz en el laboratorio de CIMA LAB Diagnostics en Pamplona. Ella me lo ha puesto muy fácil a la hora de explicarme como es el trabajo de su laboratorio en relación con el mieloma múltiple, la importancia del diagnóstico genético en una enfermedad como la nuestra para poder estratificar el riesgo y recibir un tratamiento adecuado para cada caso.

No deja de ser un tema muy complejo para los que no somos legos en la materia pero todo esto es muy importante para nuestra enfermedad. Casi todos los pacientes de MM hemos oido hablar alguna vez  de las alteraciones citogenéticas que marcan el alto riesgo  de nuestra enfermedad.

Maria José ha sido cercana, muy comunicativa, me ha presentado a su equipo y me ha mostrado algunas de las alteraciones que padecemos en los ordenadores del laboratorio,  ha hecho que me sienta  muy cómoda a pesar de la trascendencia e importancia del tema para una paciente de mieloma como yo y ahora os lo voy a contar.

¿Para qué se realiza el diagnóstico genético?

El diagnóstico genético en cualquier neoplasia hematológica se realiza si lleva asociada una actitud terapéutica, sino no tendría sentido.

El informe genético va a ayudar al clínico en tres aspectos:

1. En el diagnóstico, ya que hay alteraciones genéticas específicas de una determinada patología (Ej. la mutación JAK2 en síndromes mieloproliferativos).

2. En el pronóstico, ayuda al clínico a estratificar al paciente y por tanto a elegir la terapia en función del riesgo (Ej. la presencia de la mutación SF3B1 en ARSA, asociada a buen pronóstico).

3. Ayuda a seleccionar terapias moleculares dirigidas (Ej. la presencia del reordenamiento BCR/ ABL en LMC, y el fármaco Gleevec).

¿Lo que puede  aportar algo clínicamente?

Exacto. A pesar de que estamos en un momento de gran conocimiento y descripción de nuevos marcadores genéticos en leucemias, gracias a las nuevas tecnologías genómicas, en nuestro laboratorio soló implementamos en la rutina aquellos marcadores que aportan información clínica. Que tras la lectura del informe genético junto con los otros informes: citometría ,morfología… ayude a cualquiera de estos tres aspectos: diagnóstico, pronostico o tratamiento.

¿Y para el mieloma, cómo es el protocolo de tu laboratorio?

Centrándonos en el el diagnostico genético del mieloma lo que se pretende es definir a los pacientes alto riesgo citogenético. Todos los pacientes con MM deben ser evaluados al diagnóstico para la identificación de cambios citogenéticos de alto riesgo y una vez estratificados los pacientes en función de los resultados citogenéticos, el clínico, toma en consideración estos datos, junto a otros factores pronósticos (ECOG, función renal, creatinina, entre otros), y adaptará el tratamiento del paciente en función del riesgo.

De todas las técnicas disponibles en  2017 para el diagnóstico genético del MM, en nuestro laboratorio fundamentalmente utilizamos técnicas citogenéticas el cariotipo de bandas Gy el FISH (hibridación in situ con fluorescencia) en células plasmáticas aisladas.

Sabemos que el cariotipo no es una herramienta muy productiva en mieloma múltiple porque solamente se detectan cariotipos alterados en un 20% de los pacientes, quedaría un 80% con “no sabemos que tienen”. En cambio gracias al FISH la proporción de pacientes con alteraciones citogenéticas detectadas por esta prueba puede llegar al 80% , casi se revierten los porcentajes.

¿Son necesarias las dos?

Nosotros en CIMALAB hacemos las dos. Me consta que en el resto del país no todos hacen esta prueba pero… yo quiero pescar también ese 20% que complementaria los resultados del FISH, ya que la presencia de cualquier alteración cromosómica vista en un cariotipo, definiría tambien un MM de alto riesgo citogenético.

Si no se realiza el cariotipo como una prueba habitual de forma generalizada ,¿tu interés en hacerla es por que puedes encontrar algo mas que no encuentras con el FISH?

Claro porque el cariotipo analiza todo el genoma, los 46 cromosomas, en cambio el FISH es una técnica dirigida a evaluar marcadores específicos y definidos de alto riesgo (es decir, busca unas anomalías concretas).

¿Que alteraciones se analizan para evaluar el alto riesgo en FISH?

Existe un consenso internacional, y es el que se aplica en el protocolo GEM (Grupo Español del Mieloma), en evaluar como marcadores de alto riesgo citogénetico la presencia de:

– las translocaciones t(4;14) y t(14;16)

– deleción de TP53 o lo que es lo mismo del(17p)

– deleción de 1p y amplificación de 1q (1p/1q).

Si un paciente tiene al menos una de estas tres alteraciones consideramos que su mieloma es de alto riesgo, pero puede ocurrir que un paciente tenga simultánemente 2 o más alteraciones de alto riesgo. En este caso se estratificaría como “ultra alto riesgo”, lo que de nuevo modificaría su terapia.

Es importante señalar que el cariotipo se realiza con la medula ósea total: se extrae mediante aspirado medular, se cultiva y se obtiene el cariotipo evaluando si el paciente tiene 46 cromosomas o no.

Pero en cambio el FISH no se hace con la medula total sino que son evaluadas solamente las células plasmáticas aisladas, es decir, de la medula del paciente seleccionamos las células plasmaticas CD138 y hacemos la evaluación de estos marcadores en esas células plasmáticas.

¿En la recaída se deben realizar nuevamente estas pruebas citogenéticas?

Había cierta confusión con este tema: cuando se repetían, en remisión parcial, en recaída, etc… y podemos decir que así como es indiscutible realizar citometría de flujo para ver la EMR (enfermedad mínima residual), lo que está recomendado es volver a hacer el diagnostico genético en la recaída y, además, lo matizaría un poco más, solo si en el diagnóstico era de riesgo estándar porque si en el diagnostico era de alto riesgo va a continuar siéndolo en la recaída, pero el riesgo estándar si puede cambiar a alto riesgo en la recaída.

¿Estas son fundamentalmente  las técnicas que utilizáis?

Como hemos comentado, en el MM usamos técnicas citogeneéicas mientras que en otras patologías también usamos técnicas moleculares, por ejemplo: estudio de mutaciones en determinados genes con repercusión clínica.

En cambio en el mieloma múltiple hoy esta en pleno desarrollo el conocimiento de qué genes están mutados. Estamos asistiendo en los últimos dos  años a un avance sin precedentes en la caractericación molecular del MM mediante la utilización de tecnologías de secuenciación masiva (NGS). Estos estudios están mejorando nuestro conocimiento de la biología de la enfermedad, pero hasta ahora no están siendo trasladadas a la clínica. No tengo dudas de que en los próximos 3 a 5 años, cuando se hayan estabilizado y estandarizado los métodos de secuenciación masiva se constituirán como una nueva  herramienta en la rutina que permitirá mejorar significativamente el manejo genético de los pacientes con MM.

Ene ste sentido, nuestro laboratorio es uno de los tres centros de referencia del Grupo Español del Mieloma (GEM) y dado el conocimiento del estatus mutacional de los genes en MM, juntos estamos desarrollando un panel de secuenciación masiva (NGS) para analizar todos estos genes (prácticamente estamos ya en la fase final de la validacion), un panel que analiza nos sólo las mutaciones relevantes en MM, sino también reordeamientos y variaciones en el número de copias (CNVs).

¿Para qué sirve este panel?

Si ademas de todo lo que ya hemos hablado podemos aportar información del estado mutacional sería algo muy bueno, como te decía estamos ya acabando el diseño de un panel donde se evalúan mutaciones relevantes para ver el impacto que pueda tener a nivel clinico y en un futuro pasarlo a todos los pacientes.

Vamos a proponer que este panel pueda ser utilizado en el contexto GEM (de momento dentro del marco de ensayo clínico) y ojalá en un futuro pueda servir como una única prueba. En este panel encontramos que se podrán evaluar mutaciones pero ademas marcadores que tradicionalmente se hacen con FISH: traslocaciones, las ganancias y perdidas, los reordenamientos de los genes, IGH implicado en estas traslocaciones…

Pero hoy no hay que dar falsas expetativas ya que aunque sabemos que hay unos genes mutados todavía no conocemos con exactitud el impacto clínico de estas mutaciones. Hacen falta más estudios.

Aunque ya has dicho que eres partidaria del cariotipo y no se hace en todos los centros, ¿el resto de las pruebas son uniformes para todos?

No exactamente, pero es muy importante que los hematólogos y genetistas estemos alineados, hay que ser uniformes a la hora de realizar las mismas pruebas, en los mismos momentos de la enfermedad, no sirve unos en la recaída, otros en la revisión. Hay que estandarizar los procedimientos

En este sentido, los centros del GEM actúan coordinadamente y estandarizados, esto es myy importante. Se acaba de cerrar el GEM 2015 y se va a abrir el GEM 2017.

 

Muchas gracias Maria José por tu colaboración y por acercar un poco más la información al paciente de mieloma.

 @teresaregueiro.

Calasanz y yo Pamplona 2016

Con la Dra.Calasanz en Pamplona, diciembre 2016.

captura-de-pantalla-2016-08-17-a-las-13-02-40 

 

img_0041

 

A José Monge Carnicero  el mieloma le sorprendió dos veces, primero cuando le indicaron que padecía un mieloma quiescente que debía tratarse en el entorno de un ensayo clínico, y después cuando al realizar las pruebas para entrar en dicho ensayo se comprobó que su mieloma había dejado de ser asintomático para convertirse ya en un mieloma múltiple sintomático. Aunque esto supuso un duro golpe ha seguido adelante con un gran espíritu  que le ha permitido una rápida recuperación física y una vuelta en pocos meses a su actividad normal.

Desde aquí quiero agradecer a Pepe su apoyo y también el hecho de  compartir su experiencia que espero ayude a otros a comprender un poco más esta travesía en el tratamiento del mieloma.

1. Tu diagnóstico es un poco especial ya que empezaste con un mieloma quiescente, ibas a entrar en el ensayo Cesar y de repente todo cambió y se convirtió en mieloma sintomático. Cuéntanos un poco como fue ese diagnóstico y como te sentiste.

El proceso es como cuentas. Todo comenzó con los resultados de un reconocimiento médico rutinario de trabajo en el que el marcador de la proteína total era ligeramente alta y me recomendaron que acudiera a mi médico internista. Me realizaron pruebas concretas y dado que los resultados eran anormales me derivaron al hematólogo donde tras varias pruebas, incluida la biopsia de médula osea, dio como resultado MMQ de alto riesgo de progresión, diagnosticado el 4 de Agosto de 2015. Mi médico me ofreció participar en el ensayo GEM-CESAR y no lo dude ya que comprendí que podía ser beneficioso para tratar mi enfermedad, pero cuando estaba realizándome las pruebas pertinentes para poder acceder al ensayo (en diciembre de 2015), el mieloma pasó a ser sintomático y no pude participar en el ensayo y comencé inmediatamente el tratamiento con VTD. Fue algo desilusionante no acceder al ensayo ya que había depositado muchas esperanzas pero sabes que no puedes detenerte y continuas con otro tratamiento.

2. El trasplante autólogo cómo lo llevaste.

Fue llevadero, sin apenas efectos secundarios, me lo realizaron el 17 de junio de 2016. No tuve mucositis, ni vómitos, ni diarreas, tan solo nauseas a las horas de las comidas. Estuve ingresado 15 días en el hospital. Como anécdota te cuento que para que no tuviera mucositis la enfermera me hizo tomar, después de la cena, helados de hielo de distintos sabores seguidos y cuando estaba por el octavo le dije que no podía más que iba a reventar y me dijo que también podía haberme dado a mantener un hielo en la boca que el efecto hubiera sido el mismo… No he vuelto a probar un helado desde entonces me producen un rechazo tremendo, es el único trauma que me ha quedado del autotrasplante, afortunadamente.

3. Hemos hablado otras veces, sé que eres una persona deportista y que no te has venido abajo físicamente, te has recuperado muy bien, asombrosamente bien diría yo, ¿qué hiciste para mantenerte firme y pocas semanas después del trasplante volver a practicar deporte?.

Me podían las ganas, querer recuperar mi vida, no sentirme enfermo (aunque lo estas), pero te das cuenta que el proceso lleva su tiempo. Fue una recuperación rápida y es verdad como dices, que pronto empecé a realizar deporte ligeramente y cada día me marcaba nuevas metas y a los tres meses y medio del autotrasplante volví a trabajar. La verdad que no he dejado de practicar deporte ni tan siquiera con el tratamiento de inducción de VTD. Si no podía correr, montaba en bici pero no quería mantenerme quieto. La actitud con la que te enfrentas a la enfermedad es muy importante. Dentro de lo que es la enfermedad me siento muy afortunado ya que no me afecto físicamente e irónicamente he sufrido más los efectos secundarios del tratamiento (neuropatías periféricas principalmente) que los efectos que provoca el mieloma.

4. Emocionalmente cómo has podido hacerle frente dentro de la dureza que supone enfrentarse al mieloma.

El diagnóstico fue tremendamente duro. Cuando escuchas al médico decir mieloma múltiple, cáncer, acompañado de “es una enfermedad rara e incurable”, la vida se derrumba como entrar en un túnel oscuro (creo que todos hemos sentido lo mismo o parecido). Me costó creer que tuviera cáncer ya que yo me sentía perfectamente bien físicamente, apenas un mes antes había corrido una media maratón y no tenía síntomas de enfermedad, no me dolía nada y seguía con mi ritmo de vida. Pronto te das cuenta que tú vida ha dado un giro para el que no te has preparado. Sientes mucho miedo. Comienzas a vivir una realidad que desconocías y sabes que no tienes más opción que tirar para adelante, aceptar la enfermedad, luchar, saber que tendrás días duros pero también días buenos. La actitud para enfrentarse a la enfermedad es muy importante, ser fuerte psicológicamente y si necesitas ayuda psicológica no dudar en solicitarla.

5. Estás ahora mismo en tratamiento con lenalidomida + dexametasona y ya te has reincorporado a tu trabajo, me gustaría que nos contaras como lo llevas, qué tal te sienta, qué efectos secundarios tienes (si los tienes) y cómo vas haciendo frente a los mismos.

Comencé el tratamiento de mantenimiento el mismo día que me incorporé al trabajo, el 1 de octubre de 2016. Los efectos secundarios que he notado son: retención de líquidos y algunas noches me despierto a mitad de la noche y me cuesta volver a dormir. Por lo demás es muy llevadero y hago una vida completamente normal. He comenzado a practicar deporte más intensamente y esto me hace más llevadero el tratamiento y además también ayuda emocionalmente.

6. ¿Cómo paciente crees que es importante estar informado? ¿Qué te aporta esa información?

La información es crucial para entender la enfermedad y saber que hay distintos tratamientos y muy eficaces, esto te aporta esperanza. Es muy importante que la información te la facilite tú médico ya que hay distintos tipos de mieloma y en ocasiones tendemos a comparar casos que poco tienen que ver aunque se trate de la misma enfermedad. También ayuda mucho la información que se publica en la CEPMM sobre nuevos medicamentos o tratamientos y las jornadas realizadas el pasado mes de septiembre en Madrid que fueron muy interesantes y participativas.

7. Cualquier otra cosa que quieras añadir.

Tan sólo dar ánimos y mucha fuerza a quienes nos toca vivir con la enfermedad, tener esperanza en los nuevos tratamientos que están dando resultados muy prometedores y a ti Teresa por la enorme e impagable labor que estás realizando en la CEPMM, a mí y a otros muchos nos ayuda tremendamente tener este punto de encuentro.

Muchísimas gracias Pepe por tus palabras.

Por Teresa Regueiro.

Facebook CEMMp

 

 

captura-de-pantalla-2016-08-17-a-las-13-02-40

 

Conversando sobre el mieloma multiple con José Monge, paciente de mieloma.

Daratumumab y una paciente con mieloma: Elena Ferrer

captura-de-pantalla-2016-12-01-a-las-10-40-55

Elena ha tenido la generosidad de hablar en primera persona del ensayo clínico  en el que ha participado y que con tan buen resultado ha terminado.

Como sabéis se espera mucho de este fármaco nuevo que ya se puede utilizar en España en todos los hospitales, ya tiene precio reembolso lo cual quiere decir que todos podemos beneficiarnos de este nuevo medicamento, no en primera línea (todavía no  pero todo llegará y  apoyaremos siempre la aprobación de nuevos fármacos con la mayor rapidez posible) pero si tras lineas de tratamiento con inhibidores de proteasoma e inmunomoduladores.

Llevo hablando con ella  desde el principio de su tratamiento, ella lo cuenta todo muy bien y quiero ya dejar que  sus palabras.

¿Por qué decidiste entrar en un ensayo clínico?

Entrar en el ensayo clínico con tratamiento de Daratumumab + VTD (Velcade-Talidomida-Dexametasona) fue lo que me propuso el Dr. Jesús San Miguel en la Clínica Universidad de Navarra, en el momento en el que unas lesiones liticas confirmaron la evolución a Mieloma Múltiple Sintomático del Mieloma Múltiple IgG-Lambda quiescente de alto riesgo con el que había sido diagnosticada en el año 2009.

No me supuso ninguna desconfianza entrar en un ensayo clínico puesto que ya había participado en otro ensayo unos años antes, QUIREDEX, en el que me correspondió la rama de abstención terapéutica.  Ahora sería diferente, tenía la seguridad de que estaría en tratamiento, porque mi situación en ese momento así lo requería, y además confiaba plenamente en lo que el Dr. San Miguel me proponía.
¿Cómo ha sido tu experiencia con Daratumumab?
Yo no puedo estar mas contenta de mi experiencia con Daratumumab. Después de 10 ciclos de Daratumumab + VTD, previo al autotrasplante llegué a él en remisión completa estricta confirmado con estudio de médula osea, con desaparición del componente monoclonal, con negativización  de la inmunofijación y con evaluación de la Enfermedad Mínima Residual (EMR) por citometria de flujo, también negativa.
¿Te has sentido bien?
Me sentía bien porque en cada control de ciclo la respuesta estaba siendo mejor que el control anterior. Las pruebas demostraban que el tratamiento estaba funcionando muy bien y se quería conseguir sacarle el maximo partido para llegar al autotrasplante en la mejor situación, sin componente monoclonal y además con inmunofijación negativa.
¿ Has tenido muchos efectos secundarios?
Los 10 ciclos de tratamiento los completé con muy buena tolerancia. Como en el tratamiento se combinaba Daratumumab junto a Velcade, Talidomida y Dexametasona los leves efectos secundarios que tuve, no sabría decir a qué fármaco de todos ellos se debieron. Tuve fatiga, retención de líquidos, polineuropatia de grado I en pies, dolor de espalda. El miedo del inicio del tratamiento a lo desconocido y a no saber cómo me encontraría se fue convirtiendo en más tranquilidad a medida que pasaban los ciclos y veía que todo era bastante llevadero.
¿Has tenido alguna reacción a la infusión? ( esto te lo pregunto ya que se ha resaltado este hecho como importante una reacción en el lugar donde te pinchan).
Antes de iniciar las infusiones de Daratumumab me advirtieron que durante la primera infusión,  y en sus horas posteriores, al ser un medicamento que se administraba en una vena podría tener reacción, como mareo, nauseas, picazón, estrechamiento en la garganta, secreción nasal, dificultad para respirar, etc… Ese primer día, durante la primera infusión, tenía bastante miedo, pero pasaban las horas mientras duraba la infusión y después de ella y no sentí nada. Nada de lo que me habían dicho que me podía pasar y eso me reconfortó. En alguna de las infusiones de Dara y a pesar de tomar previamente Paracetamol, tuve alguna décima de fiebre, pero apenas sin importancia.
Llegaste a remisión completa estricta antes del trasplante, sabes que ese es un dato importante e impensable hace muy poco tiempo, ¿tú cómo te sentiste?
Así es, llegué a la remisión completa estricta de la enfermedad tras los 10 ciclos de tratamiento, y sabía que llegar en ese estado al autotrasplante daría muchas garantías de éxito, por ello estaba feliz, a pesar de enfrentarme a un trasplante que me obligaba a estar varias semanas en aislamiento y de muchos miedos porque no sabía si aquello que todavía me faltaba por pasar sería doloroso o no.
¿Entendías que era un fármaco importante?
Siempre supe que el anticuerpo monoclonal Daratumumab era un fármaco importante, por algo lo estaba recibiendo gracias a haber sido incluida en un Ensayo clínico, de otra forma, en ese momento, no podría haber accedido a él. Solo tras el primer ciclo el componente monoclonal disminuyó considerablemente. Mis médicos estaban contentos y yo más.
 Cualquier otra cosa que tu quieras decir de esta experiencia con Daratumumab, ¿qué puedes sentir al haber formado parte de este ensayo tan importante?
Me siento muy contenta de haber estado incluida en ese ensayo que ayudará a valorar la buena respuesta del anticuerpo monoclonal en combinación con otros fármacos estandares en el tratamiento del Mieloma Múltiple. Y solo espero, que como paciente, éste sea el camino para la cura o que el tiempo trascurrido hasta una posible progresión sea lo mas largo posible.
Quiero agradecer nuevamente a Elena Ferrer Solano el detalle de compartir su experiencia con nosotros, estoy segura que ayudará a muchos.
Por Teresa Regueiro. Comunidad Española de Pacientes con Mieloma Múltiple (CEMMp)
captura-de-pantalla-2016-08-17-a-las-13-02-40